loading
MANIFESTO
Nos gusta pensar que en ocasiones lo finito puede contener lo infinito. Como en ese cuento de Borges en el que un poeta descubre en el sótano de su casa un espacio que contiene el universo entero.

Nos inspira pensar que un viaje revela una esencia, que ciertos lugares expresan el todo en una parte. Nos emociona encontrar simetrías, relaciones, vínculos secretos: las disonancias y los contrapuntos del jazz en un tango de Piazzolla, el empleo de la forma y del color de Paul Klee en su contemporáneo porteño Xul Solar.

Nuestros viajes son búsquedas, son aventuras intelectuales, son experiencias. Al movernos por la ciudad, una mirada nos recuerda a Monica Vitti en La Noche de Antonioni, un gesto con el pelo nos hace pensar en Anna Karina en El Soldadito, un Martini nos evoca ese entrañable personaje de Hemingway, el coronel Cantwell.

Recorremos las mismas rutas, jornadas similares. Somos eclécticos, nos apasiona la diversidad y el detalle. Somos contemporáneos, somos nómades, somos una nueva generación.

Imaginamos la arquitectura del futuro y pensamos en esos icónicos edificios verdes con jardines verticales: el Museé du Quai Branly de Jean Nouvel en París, la Academy of Sciences de Renzo Piano en San Francisco, la sede de la Caixa Forum en Madrid.

En Palo Santo Hotel proponemos lujo moderno, inteligente. Un ser green porque no concebimos un mundo que no sea hermoso para siempre. Amamos el confort, la privacidad, la elegancia, la belleza.

Palo Santo Hotel